EL CIELO PUEDE ESPERAR

  Hacía mucho tiempo que ningún programa de televisión llamaba mi atención. Mi relación con la caja tonta se reduce, desde hace años a ver películas o series grabadas o a mandarme directamente a la cama o a leer cuando tras una sesión de zapping en la que no encuentro más que reality de gente que ni conozco o programas de cocina y similares y como mucho algún talk show cada vez menos original doy el intento por fallido.

Por eso me sorprendió tanto este mirlo blanco que emite la cadena #0 de Movistar en el que fingiendo la muerte de un personaje famoso organizan un funeral ficticio en el que sus compañeros y personas afines se despiden del “difunto”, que atentamente sigue el falso sepelio desde una habitación contigua, asintiendo y ampliando los comentarios de los asistentes.

El formato como uno puede imaginarse da mucho margen para el humor negro, y alguno de los afectados asistentes al funeral del cantante Leiva ( primer muerto ficticio de la temporada) hicieron gala de una sutil y gamberra ironía, que sin duda es lo que pretende el programa, pero también es cierto que mezclado con la mascarada de la situación ficticia todos los oradores transmitían el cariño y admiración que el personaje les despierta, recordando momentos intensos vividos a su lado y que están muy lejos de ser también emociones ficticias.

Y esto es lo que me resulta más interesante del programa: la posibilidad de que tus seres queridos te digan lo importante que eres para ellos cada día, que se trasmitan todos estos sentimientos en vida, que no haya que esperar a que ya no estés aquí para compartir y exteriorizarlos… Yo ya estoy pensando organizar mi funeral en vida¡

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *