LA MALA EDUCACIÓN

Ser educado está pasado de moda.

Desengáñese, si Usted es de los que cede su asiento en el autobús, habla con respeto ( sobre todo a las personas mayores) , no tira colillas ni papeles al suelo…. es Usted un carca absolutamente desfasado, si quiere sentirse cómodo en este siglo XXI debe ser lo más maleducado que pueda.

Comportamientos que hace unos años nos parecían inauditos ( faltar el respeto a una señora mayor que nosotros por ejemplo, o contestar a un profesor de forma inadecuada) es el pan nuestro de cada día, y la cosa empeora por minutos.

En un mundo en que los niños están solos la mayor parte del día al salir de la escuela, en donde los padres están trabajando cada vez más para poder afrontar los excesivos gastos que una vida familiar implica, es inevitable preguntarse quién está educando a los niños de hoy. 

 La madre temerosa, cauta y  dependiente de antaño que se quedaba en casa consagrada a la educación de su hijos es hoy una mujer que cree y defiende el manifiesto de que todo es posible, de que el miedo no existe y que sin duda tiene que contar con el apoyo de una sociedad y una escuela que no permita que este cambio repercuta en la mala educación de las nuevas generaciones.

Este cambio se acompaña por una nueva política de educación que  ha eliminado  por completo toda referencia a temáticas civiles, moral y estructura valórica asumiendo que el incremento en los niveles de escolaridad y educación de los padres iba a asegurar que ellos se encargarían de sus hijos en este aspecto. Sin embargo, olvidaron las autoridades que el tiempo no alcanzaría para estos menesteres y es así como hoy los niños están a la deriva moralmente, valóricamente, civilmente y emocionalmente.

 SE necesita un cambio profundo, en la escuela, pero sobre todo en la sociedad para que la buena educación,  por fin, vuelva a estar de moda

2 Comments

  1. Muy cierto todo lo que dices…
    El ver como NO ESTA EDUCADA la sociedad actual,es una de las cosas que menos me gusta de este SIGLO XXI….

    Milagros Couchoud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *