¿PORQUE TAN SERIO?

Joker hay que ir a verla, sin leer ninguna crítica, sin oír ningún comentario ni tener ninguna idea preconcebida y quizá, como yo, pensando que vas a ver otra película de superhéroes en las que el murciélago humano luchará contra el malísimo payaso de la eterna y diabólica sonrisa y salir profundamente sorprendido.

Porque Joker no es una película de villanos, ni mucho menos para niños, es una película que te remueve, te repugna, te estremece, te pone en el punto de mira y muestra de forma descarnada las úlceras de esta sociedad, que maltrata y arrincona a los que no son triunfadores y  se ríe y mofa de los diferentes.

Y descubres, no sin cierto temor,  que durante momentos de la película te pones en la piel del malo, que casi deseas que esos socialmente triunfadores desalmados que se burlan de él, le marginan y hasta le pegan,  reciban su merecido, despierta tus ansias de venganza con una muy delgada entre el bien y el mal, esa risa histérica que mezcla el llanto con la carcajada te conmueve y casi te dan ganas de ir a consolarle.

Joker ahonda en la idea de hasta que punto hacemos las cosas bien o nos estamso equivocando completamente,  hasta dónde la sociedad es responsable de esos individuos que la atacan precisamente porque no hemos sido capaces de darles la ayuda que necesitaban, porque les damos la espalda, les ignoramos, les usamos incluso como payasos y encima les preguntamos ¿ porque estas tan serio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *