RECOBROS

Seguro que la situación os resulta familiar: Tras decidir daros de baja de algun servicio de telefonía o televisión por cable la compañía abandonada comienza a llamaros insistentemente reclamando una deuda ( generalmente inferior a 200 euros) por unos conceptos que os resultan inadmisibles.

No es una cuestión del importe de la deuda, es simplemente que muchas veces, tras darte de baja por una causa mas que justificada la reclamacion de una cantidad en concepto de » penalizacion» te parece injusta y desproporcionada.

Trás un periodo en el que por parte de la propia compañía sufres un acoso telefónico desquiciante la deuda es vendida a una de estas llamadas empresas de recobros, y aquí es cuento comienza la verdadera pesadilla…

Resulta sorprendente que con la vigente Ley de Protección de Datos que nos impone a todos los que tratamos bases de datos de clientes unas obligaciones de respeto a la privacidad en ocasiones exageradas y dificiles de cumplir nos encontremos con que sin ningun consentimiento por tu parte de pronto te llamen de parte de estas empresas ( generalmente a horas intempestivas, un domingo, e incluso a mediados de agosto) conociendo, no solo tu teléfono, sino tu nombre, dirección, DNI…

Al recuperarte de la sorpresa de que esa empresa que ni sabes que existe esté al tanto de todos esos datos persoanales, lo habitual es que comiencen las amenzas judiciales, por supuesto al teleoperador ( que cumple su trabajo y seguramente cobrara una miseria por hacer de matón telefónico ) le importa un pito tus protestas e incluso se crece ante ellas, da igual que le digas que por una deuda de 130 euros es simplemente irrisorio pensar que nadie va a acudir al juzgado, él continual impertérrito anunciando las desgracias que van a sucederte, los embargos que vas a padecer y la inclusion en ficheros de morosos hasta que desesperado y cabreado le cuelgas el telefono, hasta la siguiente…

No sé el número de personas que ante semejante presión accederán a saldar las supuestas deudas, pero quiero tranquilizar a los que se encuentren en esta situacion, no conozco a nadie que haya sido demandado por ninguna de estas empresas, y el Tribunal Supremo, ya en sentencia de 23 de marzo de 2018 rechazó que las telefónicas incluyan a clientes en ficheros de morosos si discrepan de la deuda reclamada.

2 Comments

  1. Estas empresas de recobro pueden pagar por ejemplo un 8% del valor de la deuda que compra, asi que todo lo que sea conseguir que paguen más de la deuda comprada ya es negocio para ellos. El problema es viene cuando le empresa que vende la deuda, también vende los contactos asociados a ese usuario bien por lineas compartidas, bien por frecuencia de uso, bien por asociación de datos comunes, etc. sino es materialmente imposible que la empresa de recobro tenga acceso a esa información. Obviamente los sueldos que pagan son mínimos y muchas veces ligados a objetivos. Teleoperadores con una formación minima, que viven al día, y que hacen lo que sea por conseguir esos objetivos que les pueden suponer unos pocos euros más, los suficientes para llegar a final de mes.
    ¿Quien cuida de que esto no ocurra? ¿La AEPD? Creo que hay demasiados intereses de por medio …

    Administradora
  2. Pues desde luego yo espero que la AEPD actúe, creo que con la legislación europea vigente es inadmisible este tipo de venta de paquetes de información sensible sin consentimiento ni conocimiento de los afectados

    Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *